jueves, 9 de octubre de 2014

Katja Martínez, con talento heredado

Desde que tiene 9 años, la actriz Katja Martínez estudia actuación y comedia musical, aprovechando el talento artístico heredado por parte de su padre Ciro Martínez, uno de los principales referentes del rock nacional.
Cuando terminó su secundaria, Kati se inscribió en la carrera de Medicina y estudió durante todo un verano pero finalmente decidió dejarla como asignatura pendiente, ya que optó por dedicarse de lleno al mundo de la actuación. “Tomaba a la actuación como un hobby, pero después me di cuenta que era lo que quería para mi vida”, expresó la joven a Día a Día.
Tras haber compartido escenarios y video clips junto a su padre, la hija más grande de la familia Martínez fue elegida para formar parte del elenco deCriatura Emocional, en donde puso en juego toda su actitud y su característico tono de voz, transformándose en una de las actrices favoritas de los espectadores, que aplaudieron a más no poder cuando finalizaban sus jugadísimos monólogos.
Criatura Emocional.
Hoy, Katja está feliz por todos los cambios que tuvo en su vida después de haber pasado por esta obra, en donde no sólo creció profesionalmente y obtuvo gran popularidad por el público juvenil de nuestro país, sino que también creció en lo personal, yéndose de su casa para vivir sola y animándose a tener una “vida de grande”, como ella asegura estar intentando tener.

-¿Cómo viviste tu paso por Criatura Emocional?
-¡Fue algo increíble! Yo lo conocía a Fer Dente porque estudiamos teatro en el mismo lugar y siempre estuve enamorada de él. Por eso cuando me dijeron que tenía que audicionar para él casi me voy corriendo. Hice el casting y cuando me dijeron que había quedado no lo podía creer. Sabía que iba a haber muchos cambios en mi vida y que iba a ser un gran desafío, pero realmente la experiencia superó mis expectativas. Fer fue un gran profesor para mí y aprendí muchísimas cosas de él. Estoy muy contenta con todo lo que viví en el teatro porque además de rescatar muchas cosas que ayudan a mi profesión, siento que tuve un crecimiento personal muy grande. 
-¿Cómo viviste la popularidad por parte del público juvenil?
-Yo ya estaba acostumbrada a que la gente se me acerque pero por ser la hija de mi papá, no por algo propio. La gente me conocía y sabía quién era. Por eso no fue un cambio radical en mi vida, pero igualmente me sorprendo un montón cuando me piden una foto a mí y no a mi papá. Es raro…
-¿Te dio miedo en un primer momento cuando te dijeron que iba a ser un elenco sólo de chicas?
-¡Sí! Somos todas mujeres y de la misma edad, por eso al principio estaba tímida y con un poquito de miedo hasta que un día me largué y nos hicimos todas muy amigas. La obra ya terminó pero nosotras nos mantenemos en contacto y hasta algunas nos fuimos de viaje. Fue hermoso poder compartir esta experiencia con un grupo tan lindo de trabajo. ¡Espero que se repita!
-Te tocó uno de los monólogos más polémicos de la obra… ¿Cómo fue prepararlo?
-Fue un poco complicado. Yo me senté en un café y me dijeron que iba a ser una obra para adolescentes y estaba tranquila, pero después leí el guion y me di cuenta que era un poco fuerte. A mi familia les advertí más o menos de qué se trataba porque ellos se imaginaban que era algo “tranqui” y no quería que salgan de la sala llorando. Me costó un poco porque en mis monólogos hablaba de una realidad muy distinta a la mía y estaba un poco alejada, pero después me familiaricé y disfruté de cada vez que me tocó interpretarlo.
-¿Cómo lo vivió tu papá y el resto de la familia?
-Están todos muy contentos. Mis papás están felices y orgullosos. Cada vez que me fueron a ver salieron muy emocionados. Y en cuanto a mis hermanos, creo que fueron a los que más les costó porque están contentos con todo lo que me pasó profesionalmente pero me extrañan mucho en casa. Me acuerdo que mi hermanito más chiquito siempre me decía: “¿Por qué te vas todo el tiempo al teatro?”.
-¿Cómo te gustaría que siga tu carrera?
-Sueño con llegar algún día a hacer cine. Me da mucha curiosidad y me encantaría poder experimentar ahí. Pero ahora estoy viendo si puedo hacer algo de tele, aunque creo que lo que más me gusta es el teatro porque tiene un contacto muy directo con la gente y no hay nada que se compare con eso. 
-¿Te gustaría seguir sólo en el mundo de la actuación o también en el canto?
-Sólo actuar. A mí me gusta cantar pero no me dedico tanto a eso. Mi papá me dice siempre que vaya a canto pero a mí hoy eso no me interesa.
Amor. Desde hace seis meses, la joven se encuentra en pareja con Gonzalo, a quien acusó de “celoso” en muchas oportunidades. “No estoy conviviendo pero ahora que me mudé sola es todo un tema porque por ahí me estoy duchando y llega, entonces me siento re grande. Hay muchos cambios en mi vida y estoy contenta de pasarlos con él”, expresó.
Fan. La actriz se declara fan de Relatos Salvajes, película que la semana que viene verá por quinta vez con una amiga. “Trato de buscar gente que no haya ido a verla así la veo de nuevo. ¡Me encanta!”, comentó Kati, además de revelar una divertida anécdota: “La última vez que fui al cine no pude contenerme y grabé una partecita. ¡Ya sé que no se puede, pero quería guardar una parte! Me sé los textos de memoria. Las partes de Sbaraglia y Rivas son mis prefes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario