viernes, 6 de junio de 2014

La anécdota de Jimena Barón cuando le dio el primer beso a Daniel Osvaldo: ¡hasta hubo desmayo!

En su visita a la Argentina la actriz estuvo en el programa de Internet Fansworld y contó el insólito encuentro con el futbolista.


Es imposible escuchar a Jimena Barón contando cómo conoció a Daniel Osvaldo y no largar una carcajada en el medio del relato.


En su  a la Argentina la actriz fue como invitada al programa de  Fansworld, que conducenCoco MaggioDalma Maradona y Micaela Vázquez, y relató los  de sus comienzos con el futbolista, radicado en Roma junto a ella y su bebé.
La historia comenzó por chat y a los diez días de charlar mucho (pero mucho), Osvaldo decidió tomarse un avión desde Italia para conocerla ¡en dos días! y volver a su rutina en Europa. Pero en el medio, tuvo que pasar por el primer beso, por el caótico primer beso.
La crónica comenzó en el aeropuerto de Ezeiza cuando ella lo fue a buscar de punta en blanco a las 7 de la mañana. Y sí, había que impactarlo. Lo que sigue es digno de escucharlo de su boca.
“Lo pasé a buscar por Ezeiza haciéndome la canchera, pero canchera mal. Yo sabía que él era muy tímido porque veníamos hablando, entonces yo como que abusé de eso. Encima el avión de Italia  llega a la mañana y yo era la Pradón. Pensaba ‘¿cómo hago para hacer un look tranquilo pero linda y a la mañana?‘ Bueno, pésimo, ¡era Vicky Xipolitakis yo!”, comentó con mucha gracia.
El relato se iba poniendo interesante hasta que llegó a algo impensado. “Nos subimos al auto, yo tenía que manejar, entonces como me iba a mirar, pensaba ‘voy a bajar la ventana como para que me dé el viento, me hago la Angelina Jolie’”, confesó Barón con la complicidad de los conductores, y después llegó lo peor. ¡A saber!
“Hicimos un kilómetro y yo empecé a sentir como que me iba a desmayar. Se me fue el audio, yo veía que él movía la boca y yo no podía escuchar lo que decía. Entonces le dije: ‘disculpame, pero me estoy por desmayar’. Tiré el auto a la banquina, se me bajó la presión… ¡y encima le di un beso, no sé, porque...!”, intentó explicar Barón sobre lo inexplicable. ¡Es que ni ella supo el porqué! “No sabía qué hacer, ya estaba temblando y después arranqué de nuevo el auto. ¿Qué iba a hacer?”, concluyó sobre la desopilante anécdota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario