martes, 8 de abril de 2014

Nicolas Francella: "Nunca senti mi apellido como una carga"

El segundo tramo de la historia fantástica escrita por Cris Morena se estrenará hoy a las 19 horas por canal Fox. Nicolás Francella encarna a un ser de luz que baja a la Tierra para cumplir misiones y es catalogado como "el fuego que sana".

"En la próxima temporada de Aliados la unión entre los personajes es más grande. Predominan las escenas corales a diferencia de la primera parte que tenía muchas individuales. Habrá más interacción entre los seres de luz y los humanos, y el mensaje sigue siendo el mismo. También hay personajes nuevos y más acción", adelantó el hijo de Guillermo Francella en comunicación con El País.
El joven actor, que debutó como productor en El hombre de tu vida, descubrió su capacidad como actor en la película argentina dirigida por Marcos Carnevale, Corazón de León.
La pantalla chica también le tenía reservado un papel estelar con el regreso de Cris Morena a escena, pero cuando asistió al casting no sabía a lo que se enfrentaba. "Entre 2012 y 2013 viví un año de búsqueda; yo estudiaba teatro mientras trabajaba en producción. Ya había hecho el casting para la película. Cuando comenzaron las pruebas para Cris Morena buscaron que aflojara la actitud frente a cámara y jamás dijeron de qué se trataba, sólo hablaban de un proyecto futuro. Sé lo que generan los productos de Cris, era delicado y un desafío para mí", narró el actor.

En la segunda temporada de Aliados, su personaje, un ser de luz que cumple misiones en la Tierra, empieza a sentirse más cómodo en el mundo real. "Trata de ir en busca del amor, porque se le había complicado mucho. Cuando está entre los humanos por una misión, no se puede vincular sentimentalmente y eso lo arruina, dado que él recupera energía mediante el amor", dijo sobre Inti, también llamado Matías, que es imperceptible para el ojo y vibra en el color verde de la sanación.

Francella considera que la serie tiene el poder de ayudar a personas que atraviesan los mismos problemas que los personajes. Entre los temas que trata están la promiscuidad, los embarazos no deseados, el trabajo infantil, la anorexia nerviosa, la delincuencia juvenil, el alcoholismo y la violencia familiar.

"Aliados transmite distintos sentimientos desde la metáfora. Pero es, esencialmente, una manera de ayudar a las personas, porque la historia no es tan rebuscada y paralelamente es muy real todo lo que propone. Personas que sufren por bullying o anorexia, por ejemplo, pueden encontrar un mensaje importante". Al compararse con su rol advierte que es sociable como Matías y que si un amigo está angustiado enseguida se ofrece a escucharlo.

Su padre, comediante nato, lo ayudó estándole encima "lo justo y necesario" y compartiendo con él lo que aprendió durante tantos años de carrera. "Me ayudó mucho a cómo interpretar, ser creíble y natural. Nunca vi el apellido como una carga. Si uno piensa de esa manera no termina disfrutando del trabajo. No sé si el apellido abre puertas, pero sí hizo que conociera desde chico a muchas personas que están en este medio. Eso ayuda a la llegada pero después te sueltan la mano y estás solo. La gente es inteligente y de nada sirve tu apellido si después tu cara no expresa lo que se busca".

"Me encantaría volver a la producción más adelante cuando tenga más tiempo porque es un área que siempre estará presente", continuó, reflexivo. "Haber trabajado detrás de cámaras me abrió la cabeza completamente, me empujó a la madurez y ayudó a que esto no sea tan sorpresivo".

En la vida, sus mejores aliados son los integrantes de su familia y amigos y considera que es posible "recibir apoyo desde el plano espiritual", como plantea el guión de Morena.

En los últimos días hubo rumores sobre un posible vínculo sentimental entre él y Oriana Sabatini, su compañera de elenco. En esos reportes se lo califica de "galán", rótulo con el que no se siente muy cómodo: "No entiendo por qué dicen eso si nunca interpreté a un galán, mis personajes no están seduciendo".

La serie, que sirvió de catarsis para Cris Morena tras la desaparición física de su hija Romina Yan y cosechó fanáticos en toda América Latina, narra la historia de un grupo de jóvenes que perdidos en su narcisismo, superficialidad y egoísmo son asistidos por siete seres de luz, todos provenientes de diferentes dimensiones y planetas, que se materializan en la Tierra para unirse a los humanos y mostrarles el camino hacia lo más noble, ético e íntegro de su verdadera naturaleza.

En la temporada que comienza mañana y tendrá llegada a 18 países, Justo, en la piel de Boy Olmi, intentará llevar a cabo un plan que pondrá en riesgo el destino de la humanidad. Los elegidos, junto con los seres de luz, deberán descubrir de qué se trata e interceptarlo.

Además de los capítulos rodados para televisión, Aliados cuenta con un soporte virtual donde el público puede ver fragmentos complementarios que no se comparten en la pantalla.

Oriana Sabatini en su gran debut
Oriana Sabatini interpreta a Azul, una joven frívola y egoísta que dará un vuelco en la segunda temporada. La actriz es hija de Catherine Fulop y asegura que la venezolana casada con Ova Sabatini está muy orgullosa de ella. "Esto es lo que amo y me quiero dedicar a la actuación toda mi vida. Cantar también es algo que hago desde que tengo memoria. Pero hoy no podría elegir entre una cosa u otra", explicó a El País.

Para preparar su personaje, además de asistir a los talleres que ofreció la producción de Cris Morena, debió informarse sobre la anorexia, enfermedad que padece en la ficción. "Para estar acá sacrifiqué muchas cosas, sobre todo el colegio, que lo tuve que terminar por Internet", confesó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada