miércoles, 9 de abril de 2014

Emilia Attias, sobre los problemas dentro del elenco de Mis amigos de siempre: "Exageran un montón"


Tiene 27 años y para la conferencia de prensa de su última película eligió un look bien canchero, en rojo y negro. Con las pestañas bien maquilladas, resaltando sus ojos verdes, Emilia Attias se sienta a charlar con Personajes.tv después de comer a las apuradas una ensalada. En el medio se saluda con Carlos Belloso y Tomás Pozzi, sus compañeros de elenco de El secreto de Lucía , la tercera película que coprotagoniza en su carrera y que está a punto de estrenarse. Así, la multifacética actriz habla de todo: su pasión por el cine, la adrenalina de la televisión, los problemas dentro del elenco de Mis amigos de siempre, sus ganas de ser madre –dentro de un tiempo-, su voto negativo ante la imaginaria posibilidad de reincidir en ShowMatch y los rumores que la vinculan a Nicolás Cabré y Gonzalo Heredia . "Nico nunca me tiró las galgos", dice convencida y ante la insistencia de esta cronista contesta: "Te juro que te lo diría".


Ella está contenta con su nuevo film, en el que interpreta a Lucía -cantante y bailarina de flamenco- que enamora a Juan -Carlos Belloso- , Mario -Tomás Pozzi- y Pedro -Adrián Navarro-. Entre la lucha por conquistarla y las historias de vida, Attias rescata los vínculos.

-¿Tenías ganas de volver a hacer cine?

-Siento que quiero hacer más. Hice tres películas. Me encanta, me gusta tanto hacer cine. Disfruto el desarrollo que tenés que tener... Del nivel de compromiso que tenés que tener en el trabajo actoral, de la profundidad que lográs. Está buenísimo.

-¿Te gusta más que hacer tele?

-Son dos cosas diferentes. Artísticamente, disfruto más, la verdad. Podría vivir del cine tranquilamente. Pero la tele tiene la adrenalina que también te acostumbrás y después te cuesta dejar. Y además tiene otro código, más dinámico, más intuitivo, más espontáneo, que está bueno. Tiene algo de genuino y de puro porque al ser tan espontáneo surgen las cosas desde la espontaneidad y el feeling y no tanto desde el análisis. Entonces llegás a los mismos puertos pero de distinta manera, o a llegás a diferentes puertos pero de otra manera. Creo que tiene su encanto. No tenés tanto tiempo para el análisis y de repente tenés que confiar en tu intuición y en tu parte sensitiva y está bien, se encuentra algo bueno.




-¿Cómo fue construir a Lucía, esta chica por la que pelean tres hombres?

-Es terrible. Trabajé mucho para crearla. Con el director nos juntamos antes de empezar a filmar la película. Estuvimos reuniéndonos todas las tardes durante mes o mes y medio, varias horas analizando escena por escena, texto por texto. Cuál es el objetivo del texto, qué es lo que quiero lograr, qué es lo que tengo en la cabeza cuando digo eso, el subtexto, la línea de pensamiento. O sea, se fue creando la estructura mental, psicológica, emocional del carácter, del personaje. También trabajamos mucho sobre la historia que no se cuenta, quién es, quiénes son sus padres, qué le pasó... para generar una profundidad. Los dos la construimos a Lucía, ese fue el proceso de trabajo.

-¿Quedaste contenta?

-Sí, la verdad que sí... Es bien jodido porque soy terrible, re crítica.

-¿En todo?

-Sí, sí. Re obsesiva. No sé si esa es la palabra. Crítica, exigente, meticulosa. Actoralmente me gusta mucho, me conecté con cosas muy reales. Me gusta el trabajo de todos. No puedo decir nada de nadie, están impecables todos. Tiene una poética muy linda, una fotografía… la música, el arte. Está toda ambientada en los años 60, que no es un dato menor.

-Este 2014 viene intenso, con la vuelta a una tira [Mis amigos de siempre, en El Trece], ¿cómo lo estás viviendo?

-La verdad, estoy re contenta, vengo bárbara. Me gusta la historia, mi personaje, el nuevo viraje que está dando la trama, más al policial y a lo dramático. Un tono que me gusta más a mí.

-¿Qué hay de verdad sobre los problemas dentro del elenco?

-¡No! Exageran muchísimo. La verdad que es un elenco en el que nos llevamos casi todos muy bien y lo demás es algo normal. Cada uno tiene su personalidad y no somos por ahí todos amigos. Pero después trabajando realmente se lleva todo de una manera amena, ni siquiera es que te digo no hay respeto. Hay respeto y se trabaja de una manera amena, no hay problemas.

-Dicen que Heredia y Cabré casi se van a las manos...

-No, no, no. Hay algunos que son más amigos que otros. Pero en general hay un respeto hacia al otro y hay una prevalencia de clima ameno. O sea, a veces muy festiva con algunos que somos amigos, nos conocemos hace mucho tiempo. Con Nico [Vázquez], desde Casi Angeles, tengo una confianza especial, me cago de la risa con él y el tiene una energía muy arriba. Con las chicas nos llevamos bien. Después, todo el elenco tiene buen clima.

-El tema de los romances... ¿Nicolás Cabré contra todas?

-No, no hay romances. Eso es mentira. A mí nunca me tiró un galgo, nada.

-Se habló mucho de eso, hubo especulaciones...

-Creo que fue la desesperación de los medios de decir "este hijo de puta tiene que estar con alguna". Y dijeron "este siempre se agarra una, con alguna tiene que estar". Y empezaron a probar. La verdad es que, voy a hablar de mí -no quiero hablar de los demás pero de verdad que no se ve nada raro-, Nico nunca me dijo nada, ni me tiro un galgo ni nada.

- ¿Es verdad que el Turco Naím [esposo de Attias] se enojó mucho por los rumores que te vinculaban con Cabré?

-No. Nada que ver.

-¿Y eso de que hay una historia con Gonzalo Heredia?

-Tampoco. Es aburrido, pero te juro por mi vida que no, si no te lo diría…

-Y todo esto no te genera problemas con tu marido, ¿no se pone celoso?

-No, porque él sabe que no hay nada. No tiene ningún problema. Él sabe cómo es el medio.

-Pero en general, ¿es celoso?

-Es celoso normal, pero no es que sea re celoso. Me conoció así, trabajando de esto y él es del medio y conoce perfectamente cómo son las reglas, cómo es todo. Cuando sos del medio ya entendés cómo se labura, entendés que la magia no es como se come la gente que lo ve de afuera. El sabe cómo es el trabajo.

-Hay como una especie de subnovela...

-Claro, es que en cualquier ambiente de trabajo hay una subnovela, en todos. Pensá, porque la vida es eso, la vida gracias a Dios se trata de vinculaciones y es hermoso cuando pasan quilombos y todo. Pasa en todos los ambientes de trabajo pero en el nuestro está todo expuesto, entonces la subnovela es la subnovela de la gente. Al estar toda la gente famosa, y más la novela que vos ves, vos querés ver lo que pasa dentro de ese ambiente de trabajo en la vida real. Te genera más interés, es normal que se empiece a especular con rumores porque vende, pero en este caso está todo prolijo.

-Y en tu novela, ¿hay proyectos de maternidad?

-Por ahora no, con muchos proyectos de trabajo y cuando venga un bebé me quiero dedicar mucho a ese hijo porque para mí la maternidad es la cosa más linda del mundo. No quiero postergar nada de laburo y tampoco quiero que venga un hijo y no darle bola. Porque eso es imposible para mí. El día que venga un hijo me voy a abocar mucho. Tengo un montón de ganas pero lo veo para un par de años.

-¿Y el Turco qué dice?

-Él, lo mismo que yo. Piensa en un par de años más. Estamos muy bien, entonces disfrutamos de viajar, de estar juntos.

-La diferencia de edad, ¿no te pesa?

-No… nunca. Ya es moneda vieja esa. Cuántas parejas tienen diferencia de edad y los tipos tienen hijos grandes y las minas también. Hay mujeres que tienen hijos a los 40 años, yo no quiero esperar tanto. Tengo 27 recién cumpliditos, recién salidos del horno.

-La edad del rock...

-No, no. Por Dios, ten piedad de mí.

-¿La música está dentro de tus proyectos?

-Me encanta, por ahora estoy pasando música. Siempre tengo amigos con los que toco, hago cosas que nunca muestro, que sé yo. Más bien es un hobbie para mí. No sé si alguna vez se dará. Me dan ganas, pero no sé.

-Sos multifacética, tenés algo con la ropa también:tus looks siempre son controvertidos...

- Sí. Pero no tengo en mente sacar una línea. Me encantaría en algún momento. En mente tengo otras cosas, estoy en una etapa de estudio y de producción personal para mí: escribir, conocerme artísticamente, encontrar mis obsesiones, mis puntos de partida para generar en un futuro. Pero para eso tenés que bucear sobre tu artista, escribir, leer y estudiar. Estoy en ese mambo.

-¿Volverías al ShowMatch ?

-No, fue una etapa… pero no, ya lo viví. Ya está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario