viernes, 7 de marzo de 2014

Thiago Batistuta: "No me interesa la fama"

Thiago Batistuta creció rodeado de lujo pero lo dejó de lado para hacerse carrera por cuenta propia. "Me interesa ser un buen actor, la fama 'lamentablemente' viene sola".

Nacido en 1991, Thiago apareció en escena cuando su papá, nada menos que Gabriel Batistuta, recién desembarcaba en Boca. Después, se sabe, el Bati fue vendido al fútbol europeo y tanto su mujer como sus hijos lo acompañaron. Lo mismo cuando le tocó mudarse a Qatar. Durante esa época estuvo rodeado de lujo, pero no se acostumbró a las buenas costumbres.

La travesía duró quince años. Ya de regreso en Argentina decidió dejar Santa Fe para vivir en Las Cañitas. Alquila un monoambiente y viaja en subte o colectivo por lo menos hasta que termine de pagar su primer auto. Quiere, siguiendo el legado familiar, valerse por sí mismo.

RF: Viviendo afuera, con un papá que viajaba constantemente, ¿cómo fue tu infancia?
TB: Fue única,  tuve la suerte de vivir en varios países, de conocer culturas, idiomas nuevos. El vivir en lugares distintos es una experiencia poco usual  y te marca, o por lo menos a mi me marcó: considero que también hoy soy lo que soy por los viajes. Te ayuda a abrir más la mente, y gracias a ello, además, hoy hablo 3 idiomas.

RF: ¿Con qué soñabas en aquél momento?, ¿querías ser jugador de fútbol?
TB: Sí, mi sueño de chico era ser jugador de fútbol. Después, a medida que fui creciendo, me empezó a gustar mucho la actuación; y hoy en día mi sueño ha cambiado rotundamente. 

 Llegó un momento en el fútbol que me metía mucha presión y no lo podía disfrutar, ya no disfrutaba el entrenamiento, ya no disfrutaba el jugar. Me frustraba constantemente


RF: ¿Cómo fueron las pruebas en Boca y Argentinos, más ese tiempo en la reserva de Arsenal?
TB: Fueron experiencias muy buenas, me divertí.  Me divertía jugar al fútbol y me divierte ahora también.
En Arsenal estuve muy a gusto. Paraba en la pensión y ahí compartía el día a día con otros chicos de todos lados del país. Son experiencias únicas. Estuve antes que eso en la pensiones de Newell’s y de (Jorge) Griffa, son algo único. A mi me sirvió mucho y lo volvería a hacer.

RF: ¿De qué jugabas?, ¿cómo y por qué dejaste?
TB: Jugaba de 8 ó de 5 adelantado. Me guío mucho por lo que siento. Llegó un momento en el fútbol que me metía mucha presión y no lo podía disfrutar, ya no disfrutaba el entrenamiento, ya no disfrutaba el jugar. Me frustraba constantemente, y justo en ese momento surgió lo de actuar en Consentidos con un contrato y lo vi como una puerta para meterme en la actuación.  Y lo disfruté mucho. 

RF: ¿Tu relación con el fútbol hoy?
TB: Hoy en día juego con amigos, me gusta mucho jugar, también miro bastante, soy hincha de Newell’s…
 

RF: ¿Cómo aparecieron el modelaje y la actuación?
TB: Apareció la actuación, modelaje nunca hice más allá de algunas fotos para campañas de ropa pero es algo que vino después, solo. Llegué a Buenos Aires después de terminar la secundaria en reconquista con la idea de estudiar actuación.
Me metí en el IUNA y apareció el casting para Consentidos. Quedé y ahí arrancó todo. Siempre me encanto ver cine y me llamaba mucho la atención  las actuaciones, la psicología de los personajes.  Y hoy ya me fascina directamente. 
 

RF: ¿Qué disfrutas más?
TB: Actuando soy feliz.  


RF: En estos pocos años de carrera te tocó participar en una tira de Pol-Ka y hacer teatro comercial, ¿qué se siente?
TB: Tuve mucha suerte con los proyectos que me tocó hacer, también con los actores que me tocó actuar. Además siempre en lindos ambientes, sin conflictos y con mucha diversión.

Siempre me encanto ver cine y me llamaba mucho la atención  las actuaciones, la psicología de los personajes. Y hoy ya me fascina directamente.


RF: Mantenías un estilo de vida de bajo perfil, poca exposición, viajabas en colectivo y subte... ¿hoy eso sigue siendo igual?, ¿qué cambió?
TB: Nada cambió.  Todo sigue igual, sigo viajando en colectivo o en subte. Sigo siendo perfil bajo.
 

RF: ¿Cómo te trata la exposición?, ya lo habías pasado con tu papá pero ahora el protagonista sos vos, ¿te divierte, te cuesta acostumbrarte?
TB: Me toco vivirlo con mi padre, pero a mi sinceramente no me pasa. Ando por la vida como si nada. Y esta genial eso. No me interesa la "fama". Me interesa ser buen actor, ser bueno en lo que hago. La fama, lamentablemente viene sola.
 

RF: La familia vive en Santa Fe, ¿cómo es estar lejos de ellos?
TB: Siempre fui muy independiente.  Se los extraña, obvio. Pero sé que para este laburo tengo que estar acá y por consecuencia no me cuesta. Tengo la meta fija en mi cabeza y hasta alcanzar lo que quiero no paro.
 

RF: ¿Qué lugar ocupa en tu vida el amor?, pasaste de una relación de largo tiempo con Mica Riera y ahora estás en pareja con Yael. 
TB: El amor es muy importante en la vida de todos los seres humanos. Con Mica terminó todo bien y Yael es la luz de mis ojos. Estamos súper felices y disfrutando de esto hermoso que nos pasa.

RF: ¿Proyectos para 2014?

TB: Muchos gracias a Dios, pero nada concreto aún y por eso todavía prefiero no hacerlos públicos, ¡no se enojen!.
 

Ping Pong
Una película: El padrino
Un actor: Marlon Brando
Una actriz: Meryl Streep
Una canción: I'm me - Lil Wayne
Un cantante / banda: Joaquin Sabina
Una golosina: Palito de la selva
Una frase: La paciencia es la virtud de los grandes
Un sueño: Hacer cine





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada