viernes, 24 de octubre de 2008

Capitulo 8. "Bajo Siete Llaves" - Casi Ángeles - 2° Temporada



“Bajo Siete Llaves”, y este título hace referencia a dos cosas. Una es que dentro de la caja dorada que encontraron los chicos había un libro cerrado con siete candados y la otra es que Nicolás hablando sobre el pasado del hogar contaba que había muchos secretos guardados bajo siete llaves, que en realidad también tiene un poquito de relación con los secretos de cada personajes.



Nicolás “salva” a un chico que estaba siendo atacado por dos hombres acusándolo de ladrón. Para que lo dejen tranquilo Nicolás les da plata y su reloj, y le ofrece al chico ir a su hogar cosa que rechaza.
Luca, el nombre de este, aparece en el hogar un poco golpeado para devolverle el reloj a Nico. Este lo hace quedarse.
El chico parece no muy conforme con la idea y trata de escaparse con varias cosas que robo pero la policía lo atrapa frente a la mansión. Nicolás sale y lo cubre para que lo dejen libre y nuevamente le pide que se quede.
Luz le pide a Felicitas hablar con Justina, pero esta se niega (por obvias razones) y la esquiva. Finalmente la nena le pide lo mismo a Malvina y esta llama. La corporación CC desvía la llamada y Justina la atiende desde una camioneta.
Cielo descubre una puerta y Tic Tac le dice que no puede entrar ahí. Ella trata igual y se queda con varios picaportes en la mano. Finalmente la abre y adentro encuentra tres teteras con dos tazas. Elige una, toma el té y aparece en la cocina de la mansión donde ve a hablando a Cristóbal con su mamá.
Tic Tac se la lleva y le prohíbe hacerlo de nuevo. Pone varios candados en la puerta pero Cielo logra sacarlos y entra nuevamente a tomar el té.
Los chicos viajaban con la camioneta y los para la policía ya que esa era robada. Nacho soluciona todo y se quedan al costado de la ruta esperando el micro. Finalmente llega y se van hacia Buenos Aires.
El capitulo fue mucho flashback con la historia de los chicos tres meses antes de donde la comenzamos a ver este año.
Se los ve festejando el año nuevo en la playa, pero cada uno tiene un secreto guardado.
Los viejos alumnos del Rockland les hacen un ritual de bienvenida a los Tacho, Mar, Rama y Jazmín. Los llenan de pintura y los ensucian. En ese momento Jerónimo descubre que no tiene su billetera al igual que Nacho, y a Tefi le falta su campera colorada. Todos acusan a los Teen y en medio del comienzo de una pelea aparece Matt por primera vez.
Thiago se la pasa hablando por celular. Rama muy borracho entra al cuarto de Mar y la besa.

Cuando sale se va hacia el bosque, alguien se le acerca de frente y despierta al otro día con dos marcas en el cuello y sin recordar nada.
Caminando ve a Jazmín con un mantel rojo en el pasto y cubierta con una tela del mismo color estilo caperucita roja. Todas estas situaciones terminan siendo un secreto entre los protagonistas.

Finalmente se descubre que Thiago se estaba tratando de comunicar con su papá y al mismo tiempo arreglaba el pago de su tratamiento.
Jazmín estaba realizando una especie de ritual y por lo que se vio, pudo comunicarse con su papá.
Volviendo al “hoy”, Justina va a visitar a Bartolomé, ahí se descubre que todavía está vivo en un coma muy profundo. El médico le dice que ya está todo pago por adelantado pero fue algo anónimo y no puede decirle quien lo hizo.

Los chicos llegan al hogar y se rencuentran con Nico, Malvina y los mas chiquitos.
Se realiza la inauguración del Hogar Mágico, Nico dice unas palabras y luego vuelve a la mansión.




Cielo luego de haber vuelto a tomar el té aparece en el altillo, detrás de Nico. Le dice que volvió para contarle muchas cosas.



OFF



Nico:
Quiero decirles que este es un momento muy importante, porque vamos a dar un puntapié inicial a varias esperanzas. Hoy se abre una puerta a varias vidas que estaban encerradas en este lugar, en este lugar que era una jaula, en este lugar que era malvado, ya no va a ser mas así. Este lugar ahora va a ser un lugar donde ellos se van a sentir felices, ustedes, ella y todos los chicos que quieran venir a este lugar van a ser felices, es el momento de la esperanza, es el momento del amor, es el momento de que ustedes estén bien.
Este era un lugar oscuro, llenos de secretos guardados bajo siete llaves. Los secretos pueden ser una condena, o una elección, y elegir guardar un secreto es un derecho que nadie nos puede sacar, nadie. Todos tenemos secretos, sanos, que a veces preferimos callar. Pero lo que pasaba en este lugar era una vergüenza, a estos chicos los obligaban a robar, a estos chicos los maltrataban, a estos chicos los hacían sufrir, son secretos que dan vergüenza.
Este lugar escondió muchos secretos, por un lado a estos chicos, a estos huérfanos les dio un techo donde vivir, donde descansar; por otro lado los maltrató, les enseñó lo que no hay que enseñar, pero ya no, se los juro que ya no.
Hoy el hogar mágico es un derecho para estos chicos. Para ustedes, y para muchos más. Yo les prometo que nosotros, los adultos, les vamos a dar felicidad. Mucha, mucha felicidad. Eso es lo que yo siento, eso es lo que yo escribí, eso es lo que quería compartir con ustedes. Eso es todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario