lunes, 10 de noviembre de 2008

Capitulo 37. "Geminianos" - Casi Angeles - 3° Temporada

¿Será cierto que en algún lado del mundo existe nuestro mellizo, nuestro doble?
¿Será Simón el que estará tramando integrar escuadrones de la muerte con Heines o será su doble?
En este capítulo sospechas y revelaciones circundan Mandalay. 
Paz y Camilo sospecharán de Simón y su clandestino encuentro con el empresario mafioso; Sol, al leer el diario íntimo de Hope descubrirá que el amor de la infancia de su amiga fue Teo y Rama se dará cuenta de lo que Kika siente por él e intentará evitarla en todo momento para no tener que rechazarla.
Teo les dice a Pedro y a Luca que deberán robar algo indispensable para el próximo operativo de “Cielo Abierto”, pero en pleno preparativo Tina los descubrirá...
No más rechazos: Camilo se cansa de los rechazos de Paz y Rama, de los rechazos de Vale. Y no más mentiras....Thiago, acorralado por Jaime se ve obligado a confesar que le gusta Luna, y le revela a Mar que hay días que la ama y días que no...
Fiel a su estilo, Hope le cuenta a su amiga Sol que estuvo enamorada de Teo en la primaria, mucho antes de que Paz y él se conocieran....




OFF

Sol-

En la gran ciudad hay millones de personas que viven, trabajan y buscan la felicidad. Hay menos matrimonios y gran parte de esto fracasa en los primero cinco años. Hay menos parejas y más personas viviendo solas.Sin embargo las encuestas coinciden: el máximo anhelo de la mayoría es encontrar el amor.¿Por qué entonces si lo que más desea una chica es ser amada a veces logra todo lo contrario?¿Es posible que lo que impide encontrar el amor sea justamente nuestra búsqueda desesperada?¿Será posible que al estar tan ocupados en buscar perdimos la capacidad de encontrar?¿Será que buscamos algo que no existe? ¿Será que vivimos el amor bajo la premisa histérica de deseo tanto y no soy deseado?

Sol- Decime que es lo tan horrible que escondes.
Esperanza- No quiero hablar, no quiero.
Sol- Hablar te va a hacer bien, te lo juro. Hablemos de Teo, dale.
Esperanza- Cuando yo era chica yo fui un tiempo al mismo colegio que iba Teo, y ahí lo conocí, y lo vi y me morí muerta de amor y nunca más pude dejar de pensar en él, porque era mi príncipe azul ¿entendés?
Sol- ¿Se lo confesaste?
Esperanza- No, si yo era chica y además también repetí en ese colegio entonces me tuve que cambiar a otro y ahí me fui, no lo vi más… hasta hace tres años. Paz y yo fuimos a una manifestación por los derechos de los crustáceos, ella estaba disfrazada de ballena y yo de cornalito, y ahí estaba él pero yo no estaba para él. Porque los príncipes siempre se fijan en Paz y nunca se fijan en mí. Después terminamos presos y lo de ellos fue amor a primera vista ¿entendés? Yo no estaba, a mí no me veía, me atravesaba con la mirada. El tenía una remera que decía “vivo como pienso”, siempre me acuerdo de eso, siempre. También pienso que tal vez siempre me acuerdo de eso porque yo no vivo como pienso.
Sol- ¿Seguís enamorada de él, no?
Esperanza- No, no sé, no importa. Lo que importa es que no sé por qué siempre tengo que ver la situación desde afuera, y siempre le pasa a todo a Paz, y siempre todos los tipos van con Paz y les gusta Paz y…
Sol- ¿Eso es lo tan horrible que sentís? ¿La envidia que sentís por tu hermana?
Esperanza- No sé, odio lo que siento, odio lo que siento porque yo a Paz la amo, es mi hermana, y es lo que más amo en la vida pero la odio, me da odio, me da envidia ¿entendés? Y no sé quién soy, llega un punto que no sé quién soy, no sé si soy lo que muestro que es la divina y la glamorosa y la amorosa, o si soy lo que escondo.
Sol- Somos las dos, todos somos geminianos, sujetos divididos. Queremos una cosa y somos lo opuesto.
Esperanza- ¿Y por qué hacemos eso?
Sol- Quien sabe, es la naturaleza humana. 

El más contenido tiene su cara desatada, y el más bueno su cara bestial. Esa dualidad nos da volumen, no somos plano de una sola cara.
Una de esas fuerzas ocultas va a ganar en algún momento, y cuando pase eso se va a definir quiénes somos de verdad.
A veces en el acto de odiar amamos, y en el de rechazar deseamos, porque aunque no lo soportemos somos contradictorios.
La contradicción nos mantiene vivos, nos hace avanzar.

Sol- Está bien esa envidia y ese amor que sentís por Paz, porque esa envidia te va a hacer crecer y ese amor va a estar por siempre, y eso es lo que importa ¿o no?

Una parte nuestra dice “si” y la otra “no”, y en esa contradicción está la vida.

FOTOS Y VIDEOS

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic











No hay comentarios:

Publicar un comentario